Lipoescultura de caderas

      No hay comentarios en Lipoescultura de caderas

Antes de ponernos a hablar sobre la lipoescultura de caderas en sí misma cabe hacer una pequeña reflexión sobre la diferencia entre la lipoescultura y la liposucción en la caderas.

Diferencia entre lipoescultura y liposucción de caderas.

Aunque la mayoría de personas emplean ambos términos para definir el mismo tipo de intervención quirúrgica el proceso es diferente, si bien similar. La liposucción suele enfocarse a tratar zonas con un almacenaje importante de grasas, mientas que la lipoescultura, por el contrario, se enfoca y aplica a zonas con menos cantidad de grasa. Como consecuencia la liposucción suele aplicarse a zonas muy amplias mientras que la lipoescultura lo hace a zonas más localizadas y determinadas. Obviamente, al extraer una mayor cantidad de grasa la liposucción utiliza una cánula mucho más ancha y grande, lo que repercute en nuestros cuerpos y el proceso pos-operatorio ya que el daño será algo mayor que el de una lipoescultura. Esto también tiene unas consecuencias en lo que se refiere a la cicatrización que será mucho más rápida en la lipoescultura. Por todas estas razones si la acumulación de grasas en tus caderas no es demasiada te recomendamos que apuestes por una lipoescultura de caderas en lugar de por una liposucción.

La lipoescultura de caderas ¿Qué es? y procedimiento.

La lipoescultura de caderas es muy habitual y el procedimiento está claramente establecido y es muy rutinario por lo que no debes temer que te suceda nada malo durante la intervención. La cirugía comienza con la administración de anestesia local para que no notes ningún daño. Esta es una de las grandes ventajas de esta técnica frente a otras que requieren de anestesia general. Lo primero que hará el cirujano será aplicar un láser sobre la superficie de la grasa que hay sobre la piel para estimular, de esta forma, su elasticidad y pasar a realizar una serie de diminutas incisiones para colocar las cánulas de aspiración. Durante la operación el cirujano debe realizar movimientos para bombear la grasa a través de ellas pero no debes preocuparte porque dichos movimientos son bastante suaves y lentos y no sentirás dolor gracias al anestésico, aunque es posible que sí percibas cierta sensación de movimiento. En unas horas el procedimiento habrá acabado exitosamente.

Debes recordar, en todo momento, acudir a un cirujano profesional. En la actualidad hay muchas clínicas que ofrecen este tipo de servicios pero debes asegurarte de no caer en empresas de dudosa reputación y que no utilicen profesionales de la medicina. Cuando se trata de nuestra salud merece la pena pagar un poco más y asegurar que recibiremos un trato bueno y profesional.

Tras unas cuantas semanas la hinchazón de la zona habrá desaparecido por completo y ya podrás disfrutar de tu nueva imagen. La lipoescultura de caderas permite moldear los cuerpos de hombres y mujeres a su gusto consiguiendo el cuerpo que tenían cuando eran más jóvenes o el que siempre desearon lucir. Una inversión que merece la pena ya que no solo influirá en tu salud física sino también en tu salud mental y emocional pues sentirnos cómodos en nuestro cuerpo es algo muy importante.

En la página principal tiene información sobre todos los tipos de lipoescultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *