Lipoescultura en la menopausia

      No hay comentarios en Lipoescultura en la menopausia

La lipoescultura es un tipo de intervención con fines estéticos cuyo objetivo final es el de conseguir eliminar grasas excesivas almacenadas en zonas concretas de nuestros cuerpos. Aunque en la actualidad se suele hablar de lipoescultura y liposucción a modo de sinónimos cabe destacar que el proceso no es el mismo ya que la lipoescultura es mucho menos invasiva que la segunda. Además cuando hablamos de lipoesculturas debemos diferenciar entre la que exige una intervención quirúrgica y la que no. La primera es, obviamente, mucho más efectiva que la segunda pero presenta los inconvenientes de requerir anestesia y quirófano. La lipoescultura sin cirugía es muy beneficiosa para nuestros cuerpos, si tenemos en cuenta que no pasaremos por el bisturí ni sufriremos los dolorosos procesos de recuperación de la operación, aunque sus efectos son menos dramáticos. Entre los tratamientos no invasivos más populares destacan el de cavitación y el de radiofrecuencia.

lipoescultura menopausia

La lipoescultura en la menopausia

Durante la menopausia el cuerpo de las mujeres sufre numerosas transformaciones. Esto es debido a los cambios hormonales que alteran los niveles de progesterona y estrógenos. Como resultado de este proceso muchas mujeres pueden observar cómo comienzan a almacenar grasas en zonas que antes no lo hacían como la espalda, los brazos o el abdomen. Junto a estas transformaciones físicas la menopausia también está asociada a cambios de humor y ambas características pueden repercutir en que las mujeres comiencen a sentirse incómodas en sus propios cuerpos y a detestar su imagen llegando a caer, incluso, en la depresión.
Una manera muy eficaz de combatir estos cambios corporales y emocionales es sometiéndose a una lipoescultura. Son muchas las mujeres en edad de menopausia que deciden recurrir a estos procedimientos con el fin de rejuvenecer el aspecto de su cuerpo y volver a sentirse cómodas en su propia piel. Por supuesto, la lipoescultura, al igual que cualquier otra intervención estética no es siempre igual de efectiva. Su éxito dependerá, en determinada medida, de ciertos factores como la edad, el peso y la salud de cada persona. Sin embargo sus beneficios han sido enormes y muy visibles en todas y cada una de las personas que se han sometido a la intervención.
Algunas mujeres temen afrontar una lipoescultura durante la menopausia pero su temor es infundado ya que se trata de una técnica con muchos años de experiencia y muy perfeccionada. Antes de iniciar el tratamiento, ya sea con o sin cirugía, cada persona debe pasar una entrevista médica en la que se le informan detalladamente sobre el procedimiento del mismo. Además antes de iniciarlo se exige una revisión médica completa para determinar que el estado de salud es adecuado. Una vez iniciada la lipoescultura y en apenas unas horas las mujeres con menopausia podrían ver su cuerpo totalmente rejuvenecido y verse igual de bien que antes encontrándose muy cómodas en su propio cuerpo.
Por todas estas razones si con la llegada de la menopausia has comenzado a sentirse insegura respecto a tu físico debido a los cambios que tu cuerpo está experimentado la lipoescultura podría ser una buena solución para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *