Lipoescultura de piernas

      No hay comentarios en Lipoescultura de piernas

La lipoescultura de piernas

Las piernas son una de las zonas más problemáticas en los cuerpos de las mujeres. En ellas solemos almacenar la mayor parte de grasas y esto tiene consecuencias estéticas negativas como la aparición de flaccidez o la temida celulitis en ellas. Recurrir a la lipoescultura para modelar las piernas es siempre una buena idea. Se trata de un procedimiento rápido y seguro que presenta resultados francamente buenos y muy llamativos. Si estas pensando en realizar una lipoescultura de piernas a continuación te explicamos los diversos tipos de tratamientos a los que puedes optar. Dedica un poco de tiempo a cada uno de ellos y valora cuál es el que más se adecua a tus necesidades concretas.

lipoescultura de piernas antes y despues

Técnicas de lipoescultura de piernas.

La primera opción de todas es la de someterse a una lipoescultura tradicional. Se trata de una opción muy buena y recomendable ya que a pesar de tratarse de una operación invasiva no es demasiado grave y la recuperación es bastante rápida. Existe también la llamada lipoescultura asistida por ultrasonido sin embargo esta es poco recomendable ya que a no ser que se lleve a cabo por un profesional muy formado y experimentado es posible que cause algunas quemaduras internas que son bastante difíciles de curar. Por ello no deberías inclinarte por este tipo de intervención a no ser que confíes ciegamente en el cirujano que se encargará de realizarla. En los últimos años ha surgido un tipo de lipoescultura que es asistida por motor. Consta de un equipo determinado unido a las cánulas que realiza el movimiento que tradicionalmente realizaría el cirujano. Se trata de una opción bastante buena ya que garantiza un movimiento homogéneo a lo largo de toda la operación. Similar a esta opción encontramos la de la lipoescultura asistida por aire comprimido. El funcionamiento es parecido al anterior, un aparato que funciona con aire comprimido se encarga de realizar el movimiento típico de la operación. La novedad radica en que este tipo de aparato permite realizar tres tipos de movimientos: el clásico de vaivén, uno de rotación y uno de vibración. Es la función de vibración la que tiene muy buenas repercusiones para nuestro organismo ya que libera endorfinas y nos ayuda a mejorar más rápidamente y superar el periodo de recuperación en menos tiempo.
De esta forma si deseas realizar una lipoescultura de piernas tienes varias opciones que puedes utilizar. Nuestra recomendación es que te decantes por la última por sus amplios beneficios. Sin embargo, tal como habrás ya pensado, se trata de una opción más costosa que la de la lipoescultura tradicional, que tal como hemos comentado es también una opción buena y segura. En este contexto debes valorar tu propia situación y reflexionar sobre lo que prefieres hacer. Ambas opciones son muy buenas y podemos garantizarte que disfrutarás del resultado escojas la que escojas.
Tras someterte a la cirugía volverás a lucir unas piernas como las que lucías cuando eras joven con una piel tersa y muy lisa y sin los desagradables bultitos causados por las grasas acumuladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *